Tras la Misa celebrada en la Plaza de San Pedro del Vaticano con motivo de la solemnidad de San Pedro y San Pablo este 29 de junio, el Papa Francisco presidió el rezo del Ángelus desde el Palacio Apostólico y recordó que Jesús es la fuente de la Vida para quien cree en Él. En su comentario previo al rezo del Ángelus, el Santo Padre señaló que "hoy la Iglesia, peregrina en Roma y en el mundo entero, vuelve a las raíces de su fe y celebra a los Apóstoles Pedro y Pablo", recordó el Papa.